Terapia

 

          Para mi,  una terapia es más eficaz cuando la persona participa activamente en su proceso de cambio. Con la ayuda de técnicas activas, el paciente explora en la dimensión emocional y corporal de sus bloqueos. Con la ayuda de la imaginación, la fantasía, la metáfora, el paciente descubre dimensiones de su bloqueo que no había percibido, y respuestas creativas salen a su encuentro.

 

      En la actual situación de peligro por la covid 19, muchos profesionales de la salud mental hemos desarrollado, adaptado, he implementado las técnicas habituales a la atención on line; observando resultados muy esperanzadores.

 

              ¿Cómo trabajo?

 

         Mi modelo de trabajo es una síntesis personal de psicología relacional, psicología junguiana y psicodrama. Es un modelo flexible, afectivo, respetuoso y confidencial, que se adapta a la singularidad de cada paciente que viene a mi consulta en busca de orientación o de ayuda para mejorar su vida.

 

         Mi objetivo es que cada persona pueda explorar en su malestar, para encontrar un modo de hacer algo diferente y nuevo con lo que le toca vivir.

 

          Proceso terapéutico

 

         Una psicoterapia es un proceso que se desarrolla dentro de la relación entre el paciente y su terapeuta, protegido por el secreto profesional. Tiene por objetivo el cambio, y se sirve de un conjunto de técnicas probadamente eficaces para la modificación de la realidad interna.

 

         El proceso terapéutico comienza con una o dos entrevistas en profundidad. Estas entrevistas tiene por objeto una valoración aproximada de la situación: el estado que se encuentra quien consulta, sus causas aparentes, los bloqueos percibidos y sus eventuales consecuencias.

 

         En un segundo momento, de forma conjunta, se define un proyecto terapéutico, frecuencia y duración de las sesiones, además, se establecen compromisos en función de las dificultades y expectativas. Diferentes técnicas de trabajo pueden ser propuestas. 

        

         Mi trabajo consiste en acompañar al paciente en la comprensión de sus dificultades, de sus deseos, de sus afectos; sostenerlos en la elaboración de su modo personal de cambiar la propia vida, apoyándose en sus propios recursos, sus potencialidades y su capacidad para crear una forma de vivir satisfactoria.

 

         Una psicoterapia busca calmar el sufrimiento psíquico, y reactivar los procesos psíquicos de auto-curación que se encuentran bloqueados.

 

 

         Con adultos

 

         Para que el cambio interno pueda producirse, es fundamental que el paciente se sienta seguro, tanto de las competencias profesionales del terapeuta, como por la confianza en la estabilidad y confidencialidad de la relación establecida. La relación con el terapeuta es de acogida con límites claros que respetan las partes involucradas.

 

         La relación entre paciente y terapeuta es un espacio de escucha y de palabras, donde el paciente aprende a abordar y elaborar sus dificultades, sin temor a ser juzgado, protegido por el secreto profesional.

 

 

         Con adolescentes

 

         La adolescencia es, a menudo, un momento de la vida difícil, propicio para las explosiones críticas individuales y familiares. Un adolescente complicado, pone a prueba el vínculo familiar, que se siente amenazado por la crisis manifiesta del joven.

 

         La adolescencia es un pasaje a una identidad diferenciada, un movimiento de búsqueda y creación de un lugar en el mundo, lleno de contradicciones.

 

         En esta etapa, la colaboración con los padres es fundamental. Yo propongo un ambiente de acogida y de normas a respetar.

 

 

         Con niñas y niños

 

         La psicoterapia con niños supone adaptarse a la situación inherente a ellos. La terapia depende de la implicación de los padres en el proceso, y de la retroalimentación con su entorno escolar y social.

 

         Los medios de expresión de los niños van más allá del lenguaje verbal, utilizan el juego, la fantasía,  la expresión corporal, gráfica, musical, modelado. Por eso, para comprender la realidad interna de los con niños, pongo a su disposición estas formas de expresión. Y con ellas buscar una salida a los bloqueos del menor.

 

 

         Trabajo en psicoterapia de grupo

 

         La psicoterapia de grupo es muy efectiva para sacar a una persona de su aislamiento. Los intercambios  verbales libres y espontáneos con otras personas, permiten tomar distancia sobre la propia circunstancia, y compartir diversas experiencias y puntos de vista.

 

         En el grupo se generan espacios para crear escenas psicodramáticas, donde una persona pone en escena situaciones de su vida actual o pasada para ayudarla a comprenderla, elaborarla, resolverla, o crear algo nuevo a partir de ella.

Solicitar información