Psicólogo para adultos en Pamplona

 

         Para que el cambio interno pueda producirse, es fundamental que el paciente se sienta seguro, tanto de las competencias profesionales del terapeuta, como por la confianza en la estabilidad y confidencialidad de la relación establecida. La relación con el terapeuta es de acogida con límites claros que respetan las partes involucradas.

 

         La relación entre paciente y terapeuta es un espacio de escucha y de palabras, donde el paciente aprende a abordar y elaborar sus dificultades, sin temor a ser juzgado, protegido por el secreto profesional.

 

         Para mi, una terapia es más eficaz cuando la persona participa activamente en su proceso de cambio. Con la ayuda de técnicas activas, el paciente explora en la dimensión emocional y corporal de sus bloqueos. Con la ayuda de la imaginación, la fantasía, la metáfora, el paciente descubre dimensiones de su bloqueo que no había percibido, y respuestas creativas salen a su encuentro.

 

           El proceso psicoterapéutico tiene fases dolorosas que, siempre, es necesario atravezar. Este dolor de avanzar hacia el bienestar interno, es distinto al dolor estéril de los síntomas del sufrimiento, del miedo, del dolor.

 

Solicitar información